El Monumento Sibelius, dedicado al famoso compositor Jean Sibelius, es también la principal atracción de la capital finlandesa.

sibelius_monumento.jpg

El monumento de Sibelius, le tomo cuatro años para construirlo, durante los cuales fue desarrollando un asma crónica y afecciones a los bronquios debido a la constante exposición de los gases tóxicos que debió respirar para lograr soldar mas de 600 tubos de acero inoxidable, en los cuales hoy la gente que los visita se ve reflejada y hasta introduce su cabeza.

sibelius1.jpg

La obra, para desgracia de Sibelius, se dio a conocer casi 10 años después de su muerte, como suele pasar con los artistas, en vida nadie los reconoce y después de muertos son ídolos, una dinámica incomprensible pero demasiado común para entrar a discutirla, al parecer todo se debe al sistema imperante que invalida a muchos artistas con demasiado talento.
Sibelius murió a la edad de 91 años, dejando en la historia finlandesa un estilo musical propio dentro del género. En su juventud estudio derecho en la Universidad Imperial de Alejandro de Helsinki, pero no termino la carrera ya que su interés estaba en la música, por lo que entro a estudiar en la Escuela de Música de Helsinki, hoy Academia Sibelius, luego en Berlín y después en Viena.

Sus dolencias y su vida influyeron en su estilo de composición musical, viéndose influenciado por una operación a la garganta que sufrió debido al cáncer, y también por su sentida cercanía con la naturaleza. Algunos críticos encuentran su música anticuada mientras otros la catalogan como una genialidad. Es muy difícil que todos los críticos se pongan de acuerdo en temas artísticos, a veces pesa más la aceptación o rechazo masivo del público antes que las apreciaciones de estos jueces del arte.

Fotos: Personal, ojodigital,