Finlandia limita en su lado Este con Rusia, ambos países comparten parte del Golfo de Finlandia, cuyas orillas pertenecen a los rusos.

mapa.jpg

El origen de la guerra entre la URSS y Finlandia fue consecuencia del Pacto Germano soviético, que establecía total libertad a la URSS sobre los países bálticos y Finlandia, luego la idea de ser tierra de paso para tropas soviéticas tampoco fue de gusto de los fineses, ya que Moscú ofreció ayuda a Helsinki si la llegase a necesitar.

Ni rusos ni finlandeses se han adaptado del todo a la independencia finlandesa y la todavía reciente ex dominación rusa. Los soviéticos consideran las tierras Finlandesas una puerta de entrada que vulnerabilidad Leningrado, apenas a 35 kilómetros de la frontera con Finlandia.

Es por este motivo que Rusia constantemente ofrecía permutar terrenos y ayuda en caso de amenazas alemanas. Pero Finlandia les ha dejado claro a los rusos que no asistirá a los alemanes, por lo cual los rusos propusieron un tratado de asistencia mutua, arrendar la base naval de Hanko, algunas islas y demoler fortificaciones de ambos países, entre otras acciones, a cambio de 5.529 de la Carelia oriental rusa si Finlandia cedía 2.761 kilómetros de la parte del istmo de Carelia Finlandés.

La población de Finlandia siempre se manifestó en contra de ceder terreno, por la riqueza y cantidad de población que se ubicaba en ella, pero las razones de fondo hiban mucho más allá, tal como sucede en muchos países limítrofes, el recelo mutuo, el antirrusismo y anticomunismo de los finlandeses influyó mucho, ya que ceder terrenos serian tan impopular que el gobierno Finlandés se iría en picada instando a Alemania a hacer el mismo tipo de demandas posteriormente, así que los finlandeses se ampararon en el Tratado de Tartu de 1920, en un Pacto de No Agresión. Tiempo después Finlandia se mostró a favor de cederles solo una pequeña parte del pedido de Rusia, a lo cual éstos respondieron ofendidos, cortando todo tipo de conversaciones y negociaciones que no llegaban finalmente a nada.

Foto: edadantigua