Finlandia tiene una idiosincrasia peculiar, que se ve reflejada en casa uno de los aspectos de su cultura y tradición, entre sus tradiciones destaca la exquisita gastronomía evolutiva que ha ido adaptando viejas preparaciones agregándole elementos modernos en la forma de preparación y presentación de sus platos.

grilled_salmon.jpg

El plato más representativo y típico de Finlandia es la mesa de entremés nórdicos Smörgasboard en la cual se disponen varias variedades de pescados, carnes y charcutería, además de agregársele ensaladas, sopas y platos de cocción lenta.
Los pescados más cotizados de Finlandia, son el arenque del Báltico a la marinera, asado o al horno, lucio, tímalo, empanadas, salmón fresco, salmón ahumado o en sal.

Otra de las delicias finlandesas son las huevas de lota, que son muy escasas y apenas alcanzan para satisfacer los paladares locales, así que son plato obligado de probar si van a Finlandia. Generalmente las acompañan con cebollas, y crema agria, también pueden ser rociadas con vodka finlandés.

En la temporada de Otoño, en los bosques finlandeses brotan miles de setas comestibles, no todas lo son así que hay que tener cuidado de no consumirlas si no se esta seguro de saber reconocer la variedad que se esta tomando, ya que algunas son altamente venenosas y mortíferas incluso. Lo mejor es comprarlas en algún mercado o probarlas en los restaurantes.

Entre los picadillos predilectos en Finlandia, se cuentan las empanaditas de Karelia, de suave masa rellana con papas o arroz, algo similar a la Salteña Peruana, que es una empanada rellena con verduras y carnes, de masa dulce. También están los panes rellenos con pescados, el queso de pan y los frutos del bosque.

Foto: culinarischool