Los fineses son acérrimos partidarios del café, en la ciudad de Helsinki se darán cuenta que hay un café casi en cada esquina, si no hay una café, hay una maquina, para servírselo en el camino, en el metro, donde sea.

cafe.jpg

El café en Finlandia es una de las bebidas mas típicas de la nación, pero esto no significa que es el favorito por ser exquisito, sino todo lo contrario, el café fines es de pésimo gusto, mal sabor, casi pura agua.

Como será la mala suerte de quien desee probar el café en Finlandia, que aunque pida un café en grano, se encontrara con una asqueante bebida de mal sabor. No hay nada que mejore lo inmejorable, la calidad del expreso es mala, tanto así que hasta los mismos finlandeses reconocen que es malo!.

Cuando se sirvan café en alguna cafetería, es mejor que no prueben el café cortado o con leche: sabe a agua sucia, imagínense café aguado con una pizca de leche que deja el liquido turbio y frio, porque ese es otro detalle, los fineses no conocen el café caliente.

Los bares fineses reflejan su auge económico de los últimos años, después de la crisis de los 90, se ven confortables locales acondicionados y decorados con los mejores muebles. En los bares y cafeterías finesas, tampoco se puede fumar, cosa que aplaudo, ya que estar al lado de una fumarola que succiona y bota humo a cada rato es asfixiante. Aun así hay algunos bares que son la excepción a la ley y si permiten fumar para capear el frio, los tres están ubicados en Helsinki.

Foto: unav.es